Saltar al contenido
Cacaolandia.com

Tienda online de productos derivados del cacao

Seguro que la palabra cacao te sugiere chocolate. Sin embargo, ¿sabías que también sirve pare crear productos cosméticos y medicinales? ¿Y sabías que llegó a ser usado como moneda? Continúa leyendo para conocer el origen, propiedades, usos y beneficios del cacao, así como la historia que hay tras este superalimento. ¡Te sorprenderá!

Qué es el cacao

El cacao es el nombre que reciben tanto el árbol (también llamado cacaotero) como la fruta que este da. El cacao es una fruta neutra (tiene el menor nivel de acidez entre todos los tipos de fruta).

El clima que este árbol exige debe ser húmedo y caluroso, solo así obtendremos los mejores frutos. Por ello, las zonas del Caribe y cercanas al Ecuador son perfectas para su cultivo y crecimiento.

La forma del fruto de este árbol es ovalada y grande, con un interior carnoso y de un color que va del amarillo al púrpura. Su tamaño ronda los 30 cm de largo y puede pesar casi 500 gramos cuando está maduro, lo que suele ocurrir tras 4 o 5 años de vida del árbol. En su interior alberga entre 30 y 40 semillas incrustadas en la pulpa.

Anualmente se pueden realizar dos cosechas: una al final de la época de lluvias y otra al inicio del siguiente período de lluvias. Cada cosecha requiere un tiempo de entre cinco y seis meses.

Existen tres variedades de cacao: el criollo, el forastero y el trinitario (híbrido entre los dos anteriores). Estos tres tipos llegan a agrupan por lo menos diez familias de cacao. Con el paso de los años, el fruto del cacao ha adquirido mucha popularidad. Actualmente su uso va más allá de la cocina, pues este fruto tiene grandes propiedades medicinales y también es muy solicitado en la industria cosmética.

Origen

El cacao proviene de la selva amazónica. Se cree que hace más de 5000 años, los antiguos pobladores de Mesoamérica lo habrían encontrado y llevado al actual territorio mexicano. Muchos estudios demuestran que los olmecas lo utilizaban en sus rituales hace aproximadamente 3500 años.

Por ello, algunas teorías sostienen que su nombre proviene del maya antiguo cacaoatl, que significa jugo amargo. Era la bebida exclusiva de la realeza, pues se asociaba su capacidad vigorizante con las divinidades. Incluso se han encontrado restos de infusiones de cacao en las tumbas de gobernantes mayas.

Los aztecas también valoraban el cacao y existe registro de que fue utilizado como moneda. Acostumbraban preparar una bebida amarga y mezclaban cacao, ya sea tostado o molido, con especias y agua. Los guerreros afirmaban que los hacía luchar con mayor fuerza y vigor.

Esa bebida recibía el nombre de xocolātl, que significa “bebida espumosa hecha de cacao”. Sí, es el antecedente de lo que sería el chocolate que conocemos en la actualidad.

Con la llegada de los españoles, el cacao se difundiría por toda Europa, adquiriendo gran popularidad entre los nobles. Su uso se extendería por todo el globo hasta ser lo que conocemos hoy en día.

Principales países productores de cacao

Los mayores productores de cacao se ubican en países con climas húmedos. Curiosamente, los países de América, de donde es originario este fruto, no ocupan los primeros puestos.

Estadísticamente, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha determinado que los mayores productores de cacao, del primero al último son Costa de Marfil (produce el 30% del cacao a nivel mundial), Ghana, Indonesia, Nigeria, Camerún, Brasil, Ecuador, México, Perú y República Dominicana.

Propiedades del cacao

Los componentes nutricionales del cacao aportan una gran cantidad de beneficios. 100 gramos de esta fruta aportan 20 gramos de proteína, 14 de grasas, 58 de carbohidratos, 230 mg de cafeína, hierro y calcio.

Por otro lado, sus efectos en el cuerpo son increíbles. Aquí te dejamos algunos de los beneficios de consumir cacao puro.

  • Ayuda a controlar el colesterol en sangre.
  • Previene enfermedades cardiovasculares y cuida la presión arterial.
  • Beneficia a nuestro cerebro.
  • Mantiene la piel hidratada y elástica.
  • Mejora nuestro estado de ánimo al promover la liberación de endorfinas. Por ello, también es considerado un antidepresivo natural.
  • Excelente antioxidante.
  • Reduce los niveles de estrés.
  • Funciona como diurético.
  • Potencia el desempeño sexual.

Usos del cacao

Muchos son los usos actuales que se hace del cacao. Estos son los más importantes:

Alimento

El consumo directo de cacao nos permite aprovechar sus bondades con mayor eficiencia y nada se desperdicia. La cáscara es usada para alimentar al ganado bovino. Por otro lado, sus cenizas sirven para abonar tierras de cultivo.

A partir del fruto obtenemos diversos alimentos: jugo de cacao (usado para producir jaleas o mermeladas), manteca de cacao, pasta o licor de cacao, polvo de cacao y pulpa de cacao. Sin embargo, todos sabemos que el uso más extendido del cacao está en la elaboración del chocolate. Este se hace a partir de la cocoa, que es el polvo obtenido del cacao luego de un proceso industrial.

Fruto del cacao

Remedio natural

El cacao también es muy usado en la medicina tradicional. Las hojas del árbol y las semillas del fruto se utilizan para tratar ciertas dolencias como el asma, debilidad, diarrea, pulmonía, cólicos, etc.

Cuando se extrae el aceite de sus semillas, conocido como manteca de cacao, se lo usa para tratar heridas, erupciones, afecciones en la piel o incluso para el reumatismo. Lo que sí es cierto es que se recomienda moderar su consumo en personas que padezcan de migraña. La tiramina presente en esta fruta puede acentuar las cefaleas.

Cosmético

Al ser un alimento rico en grasas, vitaminas y minerales, la industria cosmética lo incluyó como materia prima para sus productos. Por eso, hoy lo encontramos en tratamientos para el cabello, cremas humectantes, labiales protectores, pomadas, jabones, etc. Debido a sus propiedades que ayudan a conservar la juventud en la piel y mantenerla hidratada, el cacao es usado como base para estos productos. Sin duda, una excelente manera de aprovechar todos sus beneficios.

Del cacao al chocolate

También conocido como “del grano a la barra” o, por su nombre más popular, “bean to bar”. Consiste en preparar chocolates siguiendo un procedimiento artesanal en vez de industrial, de modo que aprovechamos las bondades de la materia prima y disfrutamos de un producto de mayor calidad.

La apuesta del bean to bar se basa en el hecho de que las industrias no aprovechan al máximo el cacao. Es más, muchas de las actuales tabletas de chocolate que se nos venden tienen cantidades muy bajas de cacao.

Si fuéramos observadores, las etiquetas de estos productos señalan “sabor a chocolate” para decirnos que el ingrediente principal no es el cacao. De hecho, existe poca regulación al respecto. No hay un porcentaje mínimo claro para que una tableta sea promocionada como “chocolate”.

Por ejemplo, cuando en una tableta de chocolate se indica 50%, 60%, 70%, etc., se refiere a la cantidad de cacao en polvo (no cocoa en polvo) que tiene. El porcentaje restante es azúcar y otros aditivos.

Aquí también cabe mencionar que la industria suele usar cáscara de cacao (cocoa en polvo) o manteca de cacao, pues son más económicas. Por eso, el bean to bar se basa en cuatro conceptos clave: respetar la materia prima, precio justo del cacao, mejorar las condiciones laborales y priorizar un control artesanal de todo el proceso.

La elaboración de un chocolate artesanal sigue un proceso largo. Este consiste en la selección del cacao, fermentación y secado, tostado, descascarillado, molienda de las semillas de cacao, mezcla y refinado, conchado, filtrado, atemperado, moldeado y envasado. Como ves, es un proceso amigable con el cacao y que nos ofrece un chocolate artesanal, delicioso y de gran calidad.

Si eres un amante del buen chocolate y disfrutas del dulce amargor característico del cacao, aquí encontrarás diversos productos hechos a base de este superalimento. Revisa nuestras entradas para conocer más sobre el cacao, visita nuestra tienda y lleva contigo una buena tableta del mejor chocolate que encontrarás.